Parasitos intestinales del perro : Gusanos Látigo

Los Trichuris Vulpis, conocidos como “gusanos látigo”, son gusanos en forma de látigo que pueden infectar a perros, lobos, zorros y ocasionalmente al hombre.

Generalmente se transmiten por la ingestión de materia infestada de huevos de este parásito que se pueden encontrar en el suelo, alimentos, agua, heces de animales infectados o superficies contaminadas. Los huevos pueden sobrevivir durante mucho tiempo en diferentes lugares y ambientes.

Los gusanos látigo viven en el intestino grueso de los perros, dichos gusanos presentan en su cavidad bucal un estilete rotatorio, que le sirve para penetrar en la mucosa intestinal y alimentarse de su sangre.

Una característica de esta infección es que los perros infectados no suelen presentar sintomatología, sin embargo, si la carga parasitaria es importante, puede cursar con los siguientes signos:

  • Anemia
  • Letargo
  • Diarrea
  • Heces sanguinolentas