Consejos de Higiene Oral

Conviven contigo, te lo dan todo, parece que lo saben todo, pero no pueden cepillarse los dientes
ellos solos. Estos consejos te servirán para ayudar a tu mejor amigo a mantener una boca sana y
sin mal aliento.

La higiene oral en las mascotas es una parte fundamental de la medicina preventiva, tan importante como lo es lavacunación o la desparasitación.

El cuidado de la higiene oral de las mascotas es muy importante; 4 de cada 5 perros y un buen número de gatos desarrollan alguna enfermedad dental y/o bucal a partir de los 3 años de edad, sobre todo si hablamos de mascotas de mediana y avanzada edad y razas pequeñas.
El principal motivo por el que se acude al veterinario en estos casos, es por el mal aliento del animal. Pero, hay que saber, que éste es solo uno de los signos asociadas a la enfermedad periodontal, causada por la acumulación de la placa dental y el sarro. La placa dental contiene millones de bacterias que pueden penetrar en la sangre y extenderse por el organismo afectando a corazón, riñones e hígado.
¿Cómo puedo empezar a cuidar la salud dental de mi mascota?
Las revisiones periódicas realizadas en tu clínica veterinaria junto a un programa preventivo de higiene oral, son la mejor forma y, a la larga, también la más económica de mantener la boca de su mascota libre de la enfermedad periodontal y sus consecuencias.
Para mantener una correcta higiene oral y evitar la formación de placa y sarro, debemos seguir estos pasos:

  • Pedir consejo a tu veterinario o a su equipo auxiliar: el veterinario, además de ser el médico de tu mascota,también es su dentista por lo que no dudes en solicitar sus recomendaciones cuando acudas a consulta para revisiones, vacunación etc.
  • Ofrecer una alimentación adecuada basada en piensos secos de alta calidad, pudiendo complementarlo con alimentación húmeda. Además, en el mercado encontrarás toda una serie de productos específicos para la higiene dental (snacks, juguetes dentales…)
  • Realizar cepillado al menos 2-3 veces a la semana.

Tu veterinario es quien mejor puede recomendarte cómo mantener la boca de tu mascota sana y libre de mal
aliento. Por eso, para garantizar que los propietarios de las mascotas tengan siempre el mejor asesoramiento, se recomienda adquirir productos comercializados solo a través de clínicas veterinarias. Dependiendo de cada caso, el veterinario recomendará el protocolo más adecuado para lograr una adecuada higiene y la prevención de la placa y el mal aliento, combinando comodidad y efectividad de acuerdo con las necesidades del paciente.

¿Cuándo puedo empezar a cuidar la salud dental de mi mascota?
Cualquier momento es bueno para comenzar con el cepillado aunque sin duda, es mejor cuando es cachorro. Aunque no sea necesario cepillar mucho sus dientes en esta etapa, es importante que se acostumbre a esta práctica, ya que es mucho más fácil educar a un cachorro que a un perro adulto.

CONSEJOS PARA EL CEPILLADO DE LOS DIENTES DE TU MASCOTA

Cepillar los dientes de su mascota es mucho más sencillo de lo que parece. A continuación, puedes encontrar algunos consejos útiles:

  1. Es importante que la mascota perciba que cepillarse los dientes es un momento positivo y agradable. Hay que tener paciencia y entender que, si bien el cepillado de los dientes es algo normal para nosotros, para el perro es algo totalmente nuevo. Hay que ir despacio, no forzarle y estimularle para que coopere.
  2. El sabor de la pasta de dientes es una nueva experiencia. Un consejo sencillo es empezar aplicando la pasta en el dedo y ofrecérsela. Inmediatamente después es recomendable acariciarle, o incluso darle algún premio, para que asocie ese momento con algo positivo y alegre. Repetir este proceso varias veces hasta que entienda que cuando la pasta aparece, conseguirá algo que le gusta. Si se utiliza una pasta de dientes muy apetitosa el cepillado resultará mucho más sencillo.
  3. Una vez acostumbrado a la pasta de dientes, comenzar con el cepillado. Llevar a cabo el mismo procedimiento, con paciencia, cepillando un poco los dientes y las encías, y premiándole. Los cepillos tipo dedil son muy útiles para extender el producto sobre los dientes. También te puede ayudar la cánula que algunos productos llevan incorporada.
  4. No fuerces ni luches con tu mascota para la aplicación del producto ya que puedes dañarle a él o a ti mismo. Si no se acostumbra al sabor, no podrás “pelear” con tu mascota 2-3 veces por semana para conseguir aplicar el producto. En este caso, pide consejo a tu veterinario para buscar otra alternativa al cepillado.
  5. Algunos geles con ingredientes activos actúan por contacto con dientes y encías sin necesidad de cepillado, pero si la mascota acepta el cepillado el resultado siempre será mucho mejor.
  6. A diferencia de los productos para humana, los geles dentífricos veterinarios tienen ingredientes activos que no basan su acción en un efecto abrasivo de sus componentes, por lo que no hay que realizar un cepillado intenso sino más bien una suave extensión del producto sobre la cara anterior de los dientes y las encías, de manera que el producto permanezca el mayor tiempo posible sobre ellas realizando su acción.
  7. Nunca deben de usarse para las mascotas dentífricos de uso humano ya que el alto contenido en flúor de estas, puede resultar tóxico, provocando dolor abdominal, vómitos y diarrea. Además, su sabor y espumosidad no les agrada y una mala experiencia de cepillado con un producto inadecuado, hace mucho más difíciles cepillados posteriores.
  8. Lo ideal es un cepillado diario, pero no siempre se dispone del tiempo necesario para llevarlo a cabo. Si no puedes hacerlo diariamente, márcate un objetivo de 2-3 veces semanales y cúmplelo. Si esta rutina se acompaña de visitas periódicas al veterinario y una alimentación adecuada, será suficiente para mantener una boca sana y libre de mal aliento.
  9. En el caso de la mayoría de los gatos, perros agresivos o perros con tendencia a morder, el cepillado lamentablemente no será posible. Pero si se utiliza una pasta muy palatable que pueda ingerir espontáneamente, formulada con ingredientes activos especiales y de gran adhesividad, sus componentes quedarán pegados a las encías y realizarán su acción antes de ser ingeridos totalmente.
  10. Comienza a acostumbrar a tu mascota desde cachorro. Si comienzas desde temprano a educar les en este hábito, te sorprenderás lo fácil que resulta el cepillado incluso diario, convirtiéndose en un juego más para ellos del que disfrutaréis conjuntamente.

 

El veterinario es el médico de las mascotas y también su dentista