Conductas compulsivas en Gatos

Algunos gatos pueden desarrollar comportamientos exagerados, excesivamente repetidos que pueden resultar molestos para los dueños y, sobre todo, un peligro para su salud.

Sin una finalidad aparente, estas conductas pueden observarse a cualquier edad y las más habituales son las siguientes:

  • Lamido exagerado que puede llevar a lesiones cutáneas, dermatitis, alopécicas, principalmente en las extremidades y en el
  • Persecución de la
  • Hiperestesia felina: un aumento anormal de sensibilidad en la piel del gato, generalmente desencadenado por el contacto físico o El felino puede, de repente, empezar a saltar, morder, perseguir cosas que no están presentes, sufrir espasmos musculares etc.

Algunos gatos pueden desarrollar comportamientos exagerados, excesivamente repetidos que pueden resultar molestos para los dueños y, sobre todo, un peligro para su salud.

Sin una finalidad aparente, estas conductas pueden observarse a cualquier edad y las más habituales son las siguientes:

  • Lamido exagerado que puede llevar a lesiones cutáneas, dermatitis, alopécicas, principalmente en las extremidades y en el
  • Persecución de la
  • Hiperestesia felina: un aumento anormal de sensibilidad en la piel del gato, generalmente desencadenado por el contacto físico o El felino puede, de repente, empezar a saltar, morder, perseguir cosas que no están presentes, sufrir espasmos musculares etc.
  • Rascar el suelo
  • Masticar tejidos que no son

Estos trastornos pueden asociarse a diferentes causas, desde miedos, aislamiento, aburrimiento por falta de estímulos, ansiedad por separación, hasta estrés provocado por cambios bruscos, como mudanzas o la llegada de un nuevo miembro a la familia.

Sin embargo, las conductas compulsivas pueden también deberse a causas orgánicas, es decir, a enfermedades que padece el felino.

Ante cualquier sospecha de comportamiento compulsivo, lo mejor será dejarte aconsejar por tu veterinario.